Infoxicación

En el curso Encontrando tesoros en la red, en el primer módulo, nos presentan el concepto de infoxicación.

En una búsqueda inicial en Google, para obtener más información, nos encontramos con la entrada de wikipedia para este término, donde ya se nos presenta este concepto, relacionado con la sobrecarga informativa. En wikipedia se lee:

Se refiere al estado de contar con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un determinado tema.

Desarrollemos este post, sobre la base de unas preguntas guía:

¿De dónde surge el término?

Este concepto surge de la unión dos palabras: Información + intoxicación. Su significado, en ese sentido, es bastante literal. Hay términos semejantes que se relacionan con este concepto: Sobrecarga de información, infobesidad, etc.

¿Quién introdujo el término y a qué concepto refiere?

Este concepto fue acuñado por Alfons Cornella en 1996.

¿Cómo puede la sobreabundancia de información afectar nuestro rendimiento?

Cornella en su post sobre infoxicación nos informa lo siguiente:

Demasiada información limita nuestra capacidad para comprender. Para procesar mucha información hay que saberla dominar. Sólo alguien que ha profundizado en una materia, que ha leído mucho sobre el tema, puede procesar rápidamente información: sabe lo que es cierto, lo que es probablemente cierto, y lo que es obviamente falso. Para procesar con rapidez información hay que tener mucho conocimiento previo sobre el tema. Esta es una de las paradojas de nuestra era: no tenemos tiempo de profundizar en nada, de ser un experto, lo que nos daría capacidad para manejar rápidamente mucha información; en lugar de ello, procesamos más y más información antes de convertirnos en expertos en algo.

Fraganillo, en su artículo sobre La ansiedad informativa, apunta lo siguiente:

Es la infoxicación, que nos hace víctimas del síndrome que el psicólogo David Lewis denominó fatiga informativa: la exposición a un exceso de información disminuye la capacidad para resolver problemas y causa síntomas como pérdida de atención y de memoria, y estados de ansiedad.

Más adelante en el mismo artículo, anota sobre la afectación en el rendimiento laboral:

La ineficiencia a la que el exceso de información nos aboca está asociada a la fricción informativa que suele haber en el entorno laboral: hace falta atender interrupciones constantes que dispersan la atención y aumentan la fatiga. (…) En efecto, la energía física e intelectual que consumimos para obtener la información correcta queda desperdiciada si no se hace algo útil con ella.

Como observamos, estamos ante un problema complejo, fruto de esta era, llamada precisamente, la era de la información. Y según las reflexiones y artículos que hemos revisado, vemos que no solo genera fatiga y ansiedad, sino que  afecta el rendimiento laboral, y la toma de decisiones, entre sus principales consecuencias.

¿Cómo podríamos conseguir una mejora en nuestra productividad personal?

Debemos tomar conciencia del problema. Clay Shirky ya ha anotado que:

“El problema no es la sobrecarga de información, es que el filtro no funciona”.

En ese sentido, ese es el esfuerzo: Trabajar en el filtro. Por lo tanto, las soluciones enfocadas en el filtro, considerarán mejoras en las formas de buscar información, en los lugar dónde obtener dicha información, en clasificarla por su grado de relevancia y de importancia para nosotros, y además, en sistematizas, acopiar, guardar y compartir dicha información. Además, este filtro también debe considerar una discriminación de interrupciones nocivas y de información carente de valor pero que puede consumir tiempo innecesariamente.

¡Estoy infoxicado!
¡Estoy infoxicado!

¿Estoy yo infoxicado?

Este término es nuevo para mí. A medida que he escrito este post, he ido leyendo acerca del mismo, y me identifico en muchas de las cosas que he leído. Cornella incluso nos dice cómo identificar a una persona infoxicada:

Cuando siente que no puede manejar toda la información que cree que debería manejar. O sea, cuando la información que le rodea en su día a día le angustia. Uno está infoxicado cuando no puede absorber más información, cuando todo lo que hace es remitir la información que recibe a otros, a sus amigos, a sus contactos en las redes sociales. Pero hay un síntoma incluso más claro: estás infoxicado cuando te resulta difícil leer un texto de forma pausada, palabra a palabra; cuando lees saltando palabras, porque te has acostumbrado a leer así en diagonal. Estás infoxicado cuando lees sin entender lo que lees.

Y esta descripción es lo que más me ha preocupado.

Nos vemos en la red.

Anuncios
Infoxicación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s